Industria cultural y crisis

Sobre El día que la Tierra se detuvo
La historia es más o menos así: un extraterrestre viene a la Tierra a advertirle a los hombres que están destruyendo el planeta. Lo interesante es leer esta película hoy, teniendo en cuenta que es una remake de The Day the Earth Stood Still, de 1951. Es decir, la idea de que el mundo se podía terminar estaba inspirada en el contexto terriblemente hostil que imponía la guerra fría.
Poster de la versión original (1951)

Poster de la versión original (1951)

Esta nueva versión ambientada en el XXI, estrenada en nuestro país el primer día de 2009 (¿a modo de anticipo, quizás?), no es una gran película ni tampoco demasiado entretenida. No obstante, como producto de la industria cultural, resulta muy rico para el análisis. ¿Qué sentido puede tener en nuestros días una historia estrechamente relacionada con los tiempos de post-guerra?

Poster de la remake

Poster publicitario de la remake.

Hoy, ante el fin de los grandes relatos, Hollywood vuelve a instalar el discurso humanista. Lo paradójico es que quien enuncia este discurso es nada más y nada menos que un alienígena (interpretado por Keanu Reeves). Los protagonistas llegan a una misma conclusión: cuando quedamos al borde del abismo, los hombres tenemos la oportunidad de mejorar. Es por eso que no merecemos -por lo menos aún- el apocalipsis.

Significativamente, ese es el discurso al que apela hoy en día el capitalismo para justificarse: las épocas de crisis son épocas de oportunidades. Quien esto escribe tuvo la oportunidad de presenciar el discurso de fin de año de Horst Paulmann, empresario chileno-alemán dueño del holding Cencosud, que controla gran parte del mercado de las cadenas de supermercados en Latinoamérica. El bueno de Paulmann vaticinó que el 2009 será un año difícil para todos (sobre todo para los empleados despedidos y por despedir, ¿no?), pero que iba a dar batalla porque -citó a Einstein (!!!)- toda crisis implica nuevas oportunidades.
La crisis, la bendita crisis. Para afrontarla, el capitalismo apela al mismo discurso que la industria cultural. Total no hay responsables, o sí: somos todos, los hombres, los seres humanos. Porque al transformar la crisis en una especie de lección que nos dan los dioses, eluden su responsabilidad. Hollywood tiene la necesidad de apresurarse a definir el conflicto según sus intereses. No vaya a ser cosa que nos demos cuenta.
___
A propósito: 2009 será el año de las remakes, por Toni García.
Esta entrada fue publicada en cine, documentos de cultura y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Industria cultural y crisis

  1. Hernán dijo:

    Exacto. Una película que se disfraza de cordero pero que esconde una operatoria intelectual de proporciones siniestras. La escena en el McDonald’s entre el alienígena Keanu Reeves y el alienígena Oriental es elocuente y deja escapar, sutilmente, el lobo que está debajo de la careta.

    Saludos.

  2. Galliano dijo:

    Muy buena observación, aplicable, para mí, a todo el renacer de la ciencia ficción catástrófica, muchas veces a fuerza de remakes. En ese sentido Niños del hombre y Soy leyenda refuerzan esa impresión tuya.
    Esto es complementario con el discurso de la supervivencia por la supervivencia, la del ser humano como especie a presevar porque sí, el hombre como mera víctima (ver sino la cobertura peridística de guerras y conflictos= madres llorando y chicos rotos) ya diagnosticada por Badiou y Jameson y luego por Zizek. Y aplicable al cine de guerra de hace unos años, como Private Ryan o El pianista.

  3. Galliano, como seguramente habrás percibido, este post sigue la línea de análisis de Zizek. Me parece que su perspectiva con respecto al “cine catástrofe” es muy jugosa. Leer la ideología dominante en los productos de consumo masivo es un ejercicio que hoy en día puede ayudar mucho a entender la situación global.

    Gracias por pasar.

  4. ornela dijo:

    che, no entiendo esto de wordpress…es muy pro para mí. creo que este es el último post, pues firmo aquí.
    la película tampoco la vi, así que firmo al pedo además.
    en alguna época tuve un fotolog, /aguarleslafiesta se llamaba. ja, tanto tiempo! con el mismo nombre, ahora tengo un blog, pero no sé cuánto durará.
    saludos desde la feliz

  5. Daniel Colombo dijo:

    Estoy harto de los pelotuditos/as “floggers”. qué mierda se creen mocosos pelotudo/as vayan a estudiar manga de turros vagos de mierda
    resaca de esta puta sociedad que encima les da lugar para expresar sus pelotudeces……¡Qué país , carajo!!!!!!!!
    DAC

  6. Pingback: Nuevas postales de la industria cultural « Farselona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s